INSPIRACIÓN

 

Cazadora de tesoros, la busca en objetos encontrados, o comprados en rastrillos, y de ahí, los transforma en una colección de joyas, o en objetos nuevos. Trabaja cada pieza como una obra única, buscando en ella misma la armonía y las proporciones justas. Sobretodo trabaja con plata, a veces bañada en oro o rodeada, dependiendo de a donde le lleve cada pieza. Suele combinar la plata con diversos objetos y texturas, telas nobles o piedras. La diseñadora hace cada pieza a mano y cuando trabaja con fundición siempre opta por negocios locales. El acabado final siempre pasa por sus manos, así cada pieza recibe su mimo especial.